CHARLI TIENE UNA PESADILLA

CHARLI TIENE UNA PESADILLA
ILUSTRACIÓN DE CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO

lunes, 10 de febrero de 2014

CHARLI SE ASOMA DOS VECES AL MIRADOR

José Antonio López Rastoll es un escritor alicantino con dos interesantes libros publicados de relato breve, y es, además, fan de Charli.
En su blog, EL MIRADOR, ya dedicó una reseña a Charli y los cinco peligros en enero de 2011, y ahora, tres años más tarde, le ha tocado el turno a la continuación de esta novela infantil, titulada Charli y el cofre del tesoro.
Dice José Antonio: “...Allá por el 2010, un personaje cautivó los corazones de niños y adultos. Se trataba de un chaval de unos nueve años, la edad actual de mi hijo, que tenía un secreto...
Al final de aquella novela, reseñada para este blog, Charli obtenía un cofre con un tesoro, pero era incapaz de abrirlo. Y nos quedábamos con las ganas de saber lo que contenía.
En Charli y el cofre del tesoro (Edimáter, 2013), el nuevo libro de Maribel Romero Soler, se desvela ese misterio. Además vuelve Seven, el perro que todos querríamos tener. Hay personajes que ganan en protagonismo, como Sandra, la niña con pecas que apenas se esboza en la primera aventura. Hay otros como Luis, el mejor amigo de Charli, que se apagan. Encuentros y desencuentros que marcan las primeras alegrías y tristezas del personaje...”. SEGUIR LEYENDO
Agradezco especialmente a José Antonio que mantenga el misterio y que no haya desvelado nada acerca del contenido del cofre, porque si los lectores han esperado tres años, seguro que quieren ser ellos mismos los que lo descubran a través de las páginas de esta segunda entrega.
Gracias, Jose.

4 comentarios:

  1. No soy el único fan de Charli; mi hijo se lo ha pasado pipa con sus aventuras. De hecho, le amenacé con castigarle si me desvelaba el contenido del tesoro. Le costó mogollón cerrar el pico. Hasta a mí me ha costado. Ha sido la reseña más difícil de mi vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, Jose, me hace muy feliz que seas fan de Charli, pero permíteme que te diga que aún me hace más feliz que lo sea tu hijo (se lo puedes transmitir de mi parte).

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  2. En realidad, fue una amenaza pequeña, del tipo si me dices lo que hay en el cofre te quito una patata frita del plato. Y funcionó. Una patata frita es sagrada para un niño.
    Gracias a ti por mantener el misterio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, yo por una patata frita MA-TO.
      Espero que, además de guardar el secreto, le gustara el contenido del cofre, o como mínimo le sorprendiera.

      Otro abrazo.

      Eliminar