CHARLI TIENE UNA PESADILLA

CHARLI TIENE UNA PESADILLA
ILUSTRACIÓN DE CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO

jueves, 4 de abril de 2013

¡QUÉ RECUERDOS!

El pasado martes, con ocasión del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, propuse en Twitter el hashtag #librodemiinfancia, para que todos fuéramos capaces de recordar ese libro o esos libros que en algún momento de nuestra vida nos hicieron felices.
La iniciativa no tuvo demasiado éxito, pero sí hubo gente que participó aportando sus recuerdos en forma de libros, que en buena parte son los míos, y seguramente los de todos. Salieron a la palestra títulos como EL PRINCIPITO, ROBINSON CRUSOE, LA ISLA DEL TESORO, ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS, LAS NOVELAS DE ENID BLYTON o LAS RIMAS Y LEYENDAS DE BÉCQUER, entre otros.
Uno de los libros que yo aporté a esta iniciativa fue el de los CUENTOS DE PERRAULT, y como es un libro que todavía conservo, aunque algo estropeado y pintarrajeado, aquí os lo traigo:
CUATRO CUENTOS DE PERRAULT: EL GATO CON BOTAS, RIQUET EL DEL TUPÉ, LAS DOS HERMANAS Y EL HADA y LOS TRES DESEOS, de los cuales, los dos últimos eran mis preferidos y los leí con emoción decenas de veces.
A LAS DOS HERMANAS Y EL HADA pertenece esta secuencia:
Y a LOS TRES DESEOS esta otra:
Ahora me doy cuenta de que siempre me han gustado las historias con mensaje, las que, además de entretener y divertir, transmiten algún tipo de enseñanza o son capaces de hacerte reflexionar, y posiblemente por ello es esa misma línea la que sigo en todo lo que escribo.
¿Conocéis estos cuentos? ¿Cuáles son vuestros libros de la infancia?

2 comentarios:

  1. Maribel, no fui muy buena lectora de pequeña. Me pasé el tiempo por las campas del entorno curioseando los animalejos y las flores. Aparte de los cuentos clásicos infantiles, recuerdo la colección de Los Hollister, las aventuras de Sissi, las de Tintín-por influencia de mi hermano-,...
    Con la lengua afuera recuperé el tiempo perdido con mis hijos. Ahora ando por mi cuenta. Acaso la siguiente etapa sea la de contarles cuentos a los nietos ja,ja,ja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia, seguro que ese tiempo que pasaste por las campas te dio mucha inspiración para esos cuentos que contarás a tus nietos, aunque tengo la impresión de que no vas a esperar tanto.

      Un abrazo.

      Eliminar