CHARLI TIENE UNA PESADILLA

CHARLI TIENE UNA PESADILLA
ILUSTRACIÓN DE CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO

martes, 17 de diciembre de 2013

UN VIERNES 13 EN LA BIBLIOTECA

El pasado viernes, 13 de diciembre, presentaba en la sala infantil de la biblioteca Pedro Ibarra, más conocida en Elche como biblioteca de San José por encontrarse ubicada junto a la conocida iglesia, la novela para público menudo CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO, segunda parte de CHARLI Y LOS CINCO PELIGROS, una historia que ha conquistado el corazón de muchos niños y niñas, y que me ha permitido visitar un buen número de colegios de la provincia de Alicante para reunirme con los jóvenes lectores.
Había anunciado sorpresas, y sorpresas hubo. Para empezar, el protagonista principal de esta novela, Charli, su perro Seven, y Sandra, buena amiga de los dos, aceptaron mi invitación para acudir a la biblioteca.
(Charli y Sandra preparándose para salir hacia la biblioteca. ¡Y por supuesto Seven!)
Pero la gran sorpresa se la llevaron los asistentes al acto cuando vieron aparecer a Charli (al que no esperaban), preparado para vivir una de sus fantásticas aventuras.
Después apareció Sandra, y ambos se quedaron conmigo hasta el final de la presentación, animando a los niños y participando con ellos en todo el proceso de revivir la apasionante primera parte de la historia, como paso previo a la presentación de la segunda, CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO.
Fue una verdadera fiesta de Charli, en la que pequeños y mayores se lo pasaron en grande; los primeros recordando todas las peripecias del simpático protagonista; los segundos viendo cómo disfrutaban sus retoños.
Pero es que además, Charli y Sandra resultaron ser unos manitas con la globoflexia, y todos los niños salieron de la biblioteca con vistosos globos, además de un buen puñado de chupa-chups.
Hubo mucho público, muchas firmas, muchas risas y un ambiente inmejorable.
Doy las gracias a Charli, Sandra, Seven y a todos los asistentes por convertir una tarde de viernes 13 en una auténtica fiesta. Por cierto, ¿no os parece que el título de esta entrada bien podría ser el título de una novela? Tendré que ir pensando algo.

2 comentarios:

  1. Yo me pregunto qué pasaría con el perro Seven de cartón. A mi hija le volvería loca. Vuestras sonrisas os delatan, seguro que alguna os lo llevasteis a casa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seven recibió muchas caricias por parte de los niños, pero terminó sano y salvo. Aquí lo tengo conmigo durmiendo plácidamente. Se portó muy bien.

      Un abrazo.

      Eliminar