CHARLI TIENE UNA PESADILLA

CHARLI TIENE UNA PESADILLA
ILUSTRACIÓN DE CHARLI Y EL COFRE DEL TESORO

martes, 22 de abril de 2014

LA TUMBA DE AURORA K., de Pedro Riera

En la República de Turenia, un país imaginario que el autor sitúa en el centro de Europa, estalla una guerra civil que enfrenta a urenos contra távaros. Los primeros son los sanguinarios, los genocidas; mientras que los segundos son los sometidos, las víctimas inocentes de una auténtica limpieza étnica.
Para salvar sus vidas, muchos távaros se ven obligados a abandonar el país y establecerse en otros territorios. Es el caso de la familia Pekar, que ayudada por un pariente consigue instalarse en los Estados Unidos.
Pero dentro de la familia Pekar hay un miembro que no lo es, se trata de Stefan Malnik, un niño de tres años que fue entregado a Josef Pekar por un desconocido para protegerlo y salvarlo de una muerte segura (así es la guerra), y que Josef aceptó con la esperanza de poderlo devolver al hombre que se lo entregó cuando hubiera transcurrido el peligro. Pero Josef nunca vuelve a encontrarse con ese hombre, por lo que, llegado el momento de marchar a Estados Unidos, decide llevarse al niño con él y criarlo como a un hijo más.
La familia se instala en Lower Hill, un barrio peligroso, donde la única ley la impone una pandilla de delincuentes. Pero Josef Pekar es un hombre valiente y emprendedor y quiere prosperar en aquel país, aunque sea a costa de negociar con aquellos bárbaros. Comienza haciéndose cargo de una gasolinera y acaba comprando casi todas las casas del barrio, permitiendo de ese modo que otros távaros puedan ocuparlas, y ofreciéndoles una vida digna lejos de su lugar de origen. El barrio acaba denominándose Little Tavaria.
Pasa el tiempo y la familia crece y vive con las costumbres típicas távaras, a pesar de que algunos miembros ya nacen como ciudadanos americanos, tal es el caso de Anna Malnik, hija de Stefan Malnik y narradora en primera persona de esta historia.
Anna tiene quince años y las inquietudes normales de una adolescente: amistades, primeros amores, estudios..., pero además asume un papel importantísimo, el de colaborar con su padre en la investigación de sus auténticos orígenes, porque, aunque en el fondo se siente una Pekar, sabe que solo la verdad es capaz de restañar las heridas.
La historia comienza precisamente en el cementerio de Clayton, ante una tumba, la de “Aurora K.”, pues Stefan ha recibido una carta anónima en la que lo ponen sobre la pista de que esa mujer podría tratarse de su madre. Acompañado de su hija Anna, Stefan acude a la exhumación del cadáver, con el fin de extraer muestras que le permitan realizar los correspondientes análisis de ADN que le aseguren que él es hijo de aquella mujer. Y no volvemos a saber más de este tema hasta la segunda mitad de la novela, porque en la primera parte Anna nos hablará de su vida, de la de su familia, de su barrio, de las costumbres y tradiciones del país que nunca ha conocido, de la guerra y del odio heredado hacia los urenos, pues sabe que son los responsables de miles de muertes, torturas y violaciones en la comunidad távara.
Una vez que se retoma el asunto de “Aurora K.” y que se inicia la investigación, la novela se vuelve altamente adictiva, imposible de dejar, y no es que antes no lo fuera, porque en todo momento la narración está hilada con mucha inteligencia y no puede ser más interesante, pero el proceso de búsqueda de la verdad esconde grandes sorpresas, con un desenlace totalmente inesperado.
Los principales protagonistas son Stefan Malnik, director del Centro Cultural Távaro, criado como un Pekar, como un hijo más del viejo Josef que tantos años antes emigró a Estados Unidos; y su joven hija Anna Malnik, su confidente y mano derecha en todo el proceso de investigación. La segunda es una muchacha muy inteligente y madura para su edad; el primero es un hombre modélico, íntegro, sensato, justo... Un personaje perfecto, pero no por ello inverosímil, pues yo creo que sí existen personas con esa calidad humana, que emanan paz y equilibrio.
La tumba de Aurora K. es una novela extraordinaria, cuya historia bélica podría corresponderse con la guerra de los Balcanes, aunque su autor haya preferido utilizar un escenario inventado; es una narración con grandes mensajes, que pone de manifiesto los peligros del nacionalismo y las nefastas consecuencias de una guerra civil, que no acaban aunque ésta haya concluido, y que deja secuelas en su población aunque todavía esté por nacer. Una lectura muy recomendable.
Esta novela ha sido la ganadora del Premio Edebé de Literatura Juvenil de este año.
En la misma edición, mi novela El último truco de magia resultó finalista. MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

9 comentarios:

  1. Maribel, gracias por presentarnos a Pedro Riera.

    He indagado un poco en su vida y he descubierto que le encanta viajar, en especial cuando tiene la oportunidad de pasar algunos meses en otro país, cuanto más alejada sea la cultura de sus habitantes de la suya, mejor. Más enriquecedor y más entretenido le resulta. Se define como perseverante, inquieto, leal.

    Pasando al libro de Pedro, que viene de tu mano, me parece que tiene una trama muy interesante, no en vano se trata de una obra ganadora. Gracias por esa pinceladas que nos muestras. Y gracias por, de nuevo, mostrar que eres una buena compañera de camino. Habiendo quedado fimalista del mismo concurso te honra descubrirte ante el ganador.

    Felicidades a ambos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia, sabes de Pedro Riera mucho más que yo, jajaja...
      Lo cierto es que en este blog ya hablé de él, o mejor dicho de una de sus obras, a propósito de las recomendaciones de lectura del Grupo Leo: http://quedamosenminube.blogspot.com.es/2013/02/libros-de-febrero-del-grupo-leo-la.html

      Con respecto a la novela que ahora reseño, es realmente interesante y enriquecedora para cualquier lector, y como merece quitarse el sombrero, pues me lo quito encantada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. He leido el libro y me ha encantado. Creo que vale lo mismo para un adolescente que para un adulto, pues aunque la narración lo engloba en el género juvenil, la reflexión que hace sobre los "odios ancestrales" habría que escribirla en piedra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Marmotino. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  3. Acabo de terminar el libro hace escasos 3 minutos y he comenzado a buscar una segunda parte, ¡es increíblemente adictivo!😍

    Te comento por si tienes información de una segunda parte. No puedo aguantar hasta septiembre para preguntarle al profesor de lengua, y en internet no encuentro nada...

    Muchas gracias por adelantado, ¡besos!😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay segunda parte, Alexandra, lo siento, y no me consta que vaya a salir, aunque si tuviera conocimiento de ello lo anunciaría en el blog.
      Si te apetece, puedes darle una oportunidad a "El último truco de magia". Fue la finalista del concurso y, aunque es muy diferente a la que acabas de leer, también resulta cien por cien adictiva, es emocionante, divertida y mágica. Eso dicen los que la han leído ;-)

      Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  4. gracias el libro este engancha mucho y yo me pongo anonimo por que soy unpoco famoso y me encantaria conocer más sobre los libros que has escrito tu.La verdad es que esta pagina la voy a recomendar por si hay que hacer algun trabajo en clase y el libro no queremos leerlo aqui lo tenemos muchisimas gracias.
    Por cierto soy youtuber si quieres patrocinio me lo dices y te doy mi e-mail.
    chaooooooo

    ResponderEliminar